Meditaciones de Cuaresma – Día 33

Por Miles Christi

Quinto Domingo de Cuaresma

Día 33   –   Meditación del 21 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Con este Quinto Domingo de Cuaresma ya la cercanía a la Semana Santa se va mostrando más nítida. Y cercanía a Semana Santa quiere decir cercanía a Cristo. Porque “no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (Papa Benedicto XVI).
  2. Por ello ya cubrimos en los templos las imágenes de los santos, para mostrar la centralidad del misterio de Cristo. En efecto, el primer Santo fue, es y debe ser Jesús de Nazareth. Y a nivel personal, ¿cuántas vidas de Cristo leímos en nuestra vida en comparación a vida de santos?
  3. Los prefacios ya no son los de Cuaresma sino el que habla de La Virtud de la Cruz, es decir, la Fuerza de la Cruz. Es que iniciamos propiamente La Pasión del Señor. De hecho en el Evangelio de hoy Jesús proclama: “Ha llegado la hora de que el Hijo del hombre sea glorificado” (Jn 12,23). “Los que no quieren a Cristo no saben lo que quieren” (S. Felipe Neri).
  4. El 5° Domingo de Cuaresma en el Ciclo B medita sobre la gloria de la Cruz, que no es más que un tema bien Miles Christi.
  5. “No hay mejor leña para encender el fuego del Amor Divino que el Santo madero de la Cruz” (S. Ignacio de Loyola).
  6. San Juan Pablo II exhortaba al clero: “¿Por qué nuestro testimonio resulta a veces vano? Porque presentamos a un Jesús sin toda la fuerza seductora que su Persona ofrece; sin hacer patentes las riquezas”. ¿De qué riqueza se puede hablar de Cristo si no es de la “riqueza de la gloria” (Rm 9,23) de las que San Pablo relaciona con su Cruz?
  7. Jesús afirma que llegó la hora de que el grano de trigo sembrado en la tierra muera, sea fecundo. “Si muere, producirá mucho fruto” (Jn 12, 24). Asocia Jesús la idea de muerte con la idea de vida, fruto, fecundidad. Nuestra próxima Semana Santa debe ser vivida con ese espíritu: más que verla como penitencias a llevar mirémosla más profundamente como fecundidad que vamos a recibir.
  8. Está llegando el juicio de este mundo [la Cruz]; ya va a ser arrojado el príncipe de este mundo [Satanás](Jn 12,31), y sigue:

Cuando yo sea levantado de la tierra [levantado en la Cruz], atraeré a todos hacia mí [los llenaré con mi Sangre]”.

Pensamiento Josefino, 21. José fue también ese grano de trigo, rico en alimento, sembrado en la tierra, una tierra rodeada de la mejor compañía, que murió para ser fecundo. En efecto, cuando Jesús ya haya crecido participará junto con su Madre del tránsito de José, para qué José al morir produzca mucho fruto. Sí, la devoción a José nos trae mucho fruto.

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 32

Por Miles Christi

Sábado  de  la  4ª  semana  de  Cuaresma

Día 32   –   Meditación del 20 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Meditamos hoy la célebre profecía de Jeremías: “Yo era como un manso cordero que es llevado a degollar(Jr 11,18). Jesús es el cordero desde diversos significados, todos provechosos espiritualmente:
  • En primer lugar el cordero es un animal que asociamos con paz, humildad, docilidad, hermosura. De ello aquí es llamado “manso”. Y ¡todo eso es Jesús de modo perfecto!
  • El cordero, además, era el animal preferido en el rito de sacrificio judío según la prescripción del mismo Yahvéh. Por lo que queda evidente la prefiguración de Jesús como el Sacrificio mismo que se ofrece a Dios.
  1. Que sea sacrificio significa que es la víctima o aquello que es ofrecido y es inmolado (o matado) para gloria de Dios.
  2. Así, Jesús mismo se ofrece el Jueves Santo y se inmola (se deja morir) el Viernes Santo; ¿para qué? para traernos el perdón de los pecados y la reapertura del Cielo. ¿Qué decir ante tanto amor? Digamos lo de San Ignacio: Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, toda… (meditar Oración #40).
  3. Los enemigos de Jeremías –como más tarde lo harán los enemigos de Cristo– tramaban contra Él diciendo: “Talemos el árbol en su pleno vigor, arranquémoslo de la tierra” (Jr 11, 19b). El proyecto se fue repitiendo a lo largo de todos los siglos, pero la verdad es que los Dioclecianos, los Napoleones, los Stalin, los Plutarco Calles, los lobbies actuales no lo han logrado porque “las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella(Mt 16, 19). Amemos la Iglesia que nace del árbol es decir de la Cruz de Cristo. Es un árbol riquísimo en frutos que en toda etapa de la historia da fruto.
  4. En el Evangelio continúan los ataques contra Jesús (Jn 7). Principalmente el ataque viene de los sumos sacerdotes y fariseos pero no de la gente sencilla que aún conservaba más el sentido de fe. Unámonos a este grupo de almas sencillas que descreen de los dogmas pomposos esgrimidos por los lobbies mundanos y tienen corazón limpio para ver a Cristo y su Verdad. Que el Espíritu Santo nos regale la gracia del discernimiento para percibir los claros signos de presencia de Jesús en medio de nosotros.
  5. Pero hay un rico que sale en defensa de Jesús y es Nicodemo. A él le dicen: “Estudia las Escrituras y verás que de Galilea no ha salido ningún profeta” (Jn 7,52). No hay cosa peor que interpretar mal la Biblia y querer igualmente citarla como fuente de autoridad. Hay que estudiarla bien.

Pensamiento Josefino, 20. José como Cabeza de la Sagrada Familia establecería a qué hora del día debían juntarse para leer juntos la Palabra del Padre. El Padre San José era estudioso de la Palabra del Padre. ¡Otro elemento a imitar en él!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones  de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 31

Por Miles Christi

Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María

Día 31   –   Meditación del 19 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

Pensamiento Josefino, 19. Cortamos hoy las penitencias cuaresmales, y más aún las de los viernes de Cuaresma, para celebrar a quien se merece una Solemnidad litúrgica y espiritual: el Glorioso Patriarca San José.

  1. Te, Ioseph, célebrentes el himno gregoriano que se canta hoy en sus Primeras y Segundas Vísperas. Inicia así (traducido):

A Ti, José, celebren los ejércitos de los bienaventurados,
a Ti canten todos los coros de las cristiadas,
quien, esclarecido por tus méritos, te uniste a la ínclita
Virgen   en   casta   alianza   matrimonial”      |
Y termina así:

Trinidad Suma perdona a nosotros quienes suplicamos;
permítenos ascender a los Cielos por los méritos de José,
para que al final se nos conceda para siempre
presentar para Ti un cántico agradable”.

  1. El himno invita a cantar alabanzas merecidas al Esposo de la Madre de Dios, su Casto Custodio, al Celoso Defensor de Cristo, y su Padre adoptivo, al Patrono de la Iglesia Universal.
  2. Además, siendo Patrono de Miles Christi le encomendamos hoy la protección de toda la familia de Miles Christi.
  3. Tanto podríamos decir de Él que toda meditación quedaría corta. Más aún, el Papa Francisco ha establecido este año en honor suyo: ¿cómo estoy viviendo el Año josefino? ¿Estoy haciendo cada día algo especial? ¿Aprovecho las nueve indulgencias diarias que el Año ofrece?
  4. Iustus germinabit sicut lilium–el justo germinará con el lirio (Ct 2,2), reza una antífona del Oficio de hoy. San Mateo justamente lo llama “justo” (1,19), que en significación bíblica significa: santo. ¡Mejor canonización, imposible!

Además “germinará”, es decir, San José no deja de producir sus frutos desde el día en el que el ángel le pidió que regrese con su Esposa y se comprometa a cuidar los tesoros mayores de la humanidad: Jesús y María.

Germinará. ¡Sí! A lo largo de los siglos hemos visto un incremento de devoción josefina. Unámonos. seamos promotores de este protosanto, primer santo, luego de su Esposa.

Además “como el lirio”, el lirium cándidum o azucena. El lirio representa la castidad y la pureza, quintaesencia de José.

  1. Pidamos al Señor San José: que bendiga a los papás para que en Él encuentren su oficio de esposo y padre; que bendiga a las mamás y a las mujeres para que recurran a este auxilio de ellas; que bendiga a los sacerdotes que, como Él, cuidan a Jesús Eucaristía; que bendiga a la Iglesia y al mundo entero necesitados de Su protección. Y ¡recemos especialmente hoy sus Letanías, para ganar sus Indulgencias y Su bendición!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 30

Por Miles Christi

Jueves  de  la  4ª semana  de  Cuaresma

Día 30   –   Meditación del 18 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Se conmemora hoy a San Cirilo de Jerusalén, el Padre de la Iglesia que en sus Catequesis enfatizó la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía, la realidad de la Iglesia Católica. ¡Amemos nuestros orígenes! Recordemos dos citas suyas:
  • “Ayunamos y nos abstenemos del vino y de la carne, no por horror, como si fueran cosas malas, sino porque esperamos que en recompensa de privarnos aquí de un alimento agradable a los sentidos, gozaremos en el Cielo de un alimento divino”.
  •   “Que la Cruz sea tu gozo no solo en tiempo de paz. También en tiempo de persecución has de tener la misma confianza en la Cruz. De lo contrario, serías amigo de Jesús en tiempo de paz y enemigo suyo en tiempo de persecución”.
  1. Moisés trató de aplacar al Señor” (Ex 32,11). No era para menos: los judíos en la base del Monte Sinaí adoraban al becerro de oro. Pero Moisés intercedió delante de Yahvéh para suplicarle que no castigue a su pueblo. ¡Y lo logró! Jesús es nuestro gran intercesor. Siempre y en todo.
  2. Gran misterio: Dios recibe con agrado la mediación reconciliadora de Moisés, de Jesús, y luego –a la luz de Cristo– de tantos santos que a lo largo de los siglos han pedido a Dios que se apiade de un pueblo tan pecador. En Cuaresma tradicionalmente ¡hemos de ser los nuevos Moisés pidiendo a Dios que se apiade de tanto pecado que hoy comete la humanidad! “Perdona, Señor, las culpas de tu pueblo” (Salmo Responsorial del día, Sal 103, 3).
  3. Los judíos buscan maneras para condenar a Jesús, y el Señor les dice: “Ustedes estudian las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues bien, ellas son las que dan testimonio de mí” (Jn 5,39). Ciertamente, las profecías del Antiguo Testamento, los milagros, las enseñanzas, todo era revelador de la grandeza de Jesús. Pero cuando uno no quiere ver ni aceptar, nada es suficiente.
  4. Ustedes no me han recibido; si otro viniera en nombre propio, a ése sí lo recibirán” (Jn 5,43). Se sigue esto repitiendo hoy día. Mucha gente está mucho más propensa a creer en cosas muy dudosas y sin ningún fundamento…, que a Jesús y a sus enseñanzas eternas perpetuadas en la Iglesia. Imitemos a María: su fe le abre la llave para que en premio le envíe al Mesías a su seno.

Pensamiento Josefino, 18. En las Vísperas de la Solemnidad de San José sigamos el consejo del Faraón: “Ite ad Ióseph–Id a José: haced lo que él os diga(Gn 41,55). ¡Qué curioso! Son las mismas palabras de su Esposa en las Bodas de Caná invitándonos a ir a su Hijo Jesús. Es que yendo a José estamos yendo a Jesús. ¡Vayamos a José!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 29

Por Miles Christi

Miércoles  de  la  4ª semana  de  Cuaresma

Día 29   –   Meditación del 17 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Pocos quizá saben que San Patricio, quien consagró y logró la evangelización de Irlanda, debe tanto a su oración y penitencia. Él es verdadero modelo para nuestra
  2. A los catorce años responde que al llamado vocacional de Dios. ¡Cuánto el mundo debe a dicha generosidad!
  3. La Oración colecta, que optativamente se puede tomar de la memoria de San Patricio, reza: “a quienes nos gloriamos del nombre cristiano concede anunciar siempre tus maravillas a los hombres”. Patricio no se amedrentó ante los celtas sino que luchó por su conversión. También nosotros contamos con la fuerza del mismo Dios como para evangelizar al menos en nuestro pequeño círculo de nuestra vida diaria.
  4. De sus frases, meditemos ésta: “May you be in Heaven a full half hour before the devil knows you’re dead. Que estés en el Cielo media hora antes de que el diablo sepa que moriste”.
  5. Sea la celebración de San Patricio, hoy bastante paganizada, medio para recordar ¡la herencia gloriosa de santos que tenemos!
  6. Isaías ofrece un oráculo (c49,8-15) que anima al retorno a Judá luego de la cautividad babilónica. Es un mensaje de consuelo y esperanza. Jamás hemos de perder la virtud de la esperanza incluso en tiempos tan críticos como los actuales.
  7. Recuerda Isaías que nunca había dejado de amar a Israel a pesar de castigarla. Es que en el plan divino todo castigo tiene una finalidad medicinal, positiva.
  8. El pasaje contiene una expresión diríamos única de la Escritura. Compara el amor de Dios hacia nosotros no sólo como el amor de una madre a su hijo sino mostrando que el amor de Dios a nosotros supera al de la mejor de las madres: que “aunque una mujer se olvidase de su hijo de pecho, yo no te olvido(Is 49,15). Detengámonos en este versículo tan meditado por Patricio y los santos.
  9. Que todos honren al Hijo, como honran al Padre” (Jn 5, 23). Jesús se presenta ante los judíos como igual al Padre, es decir, igual a Dios. Verdad que escandalizaba a los judíos. Cuántos hoy día han caído en semejante error. Justamente porque Jesús es Dios, creemos en Él ¡y nos gustaría hoy dar nuestras vidas como la dio Patricio de Irlanda!
  10. ¡Honor y gloria a Ti, Señor Jesús! cantamos en la Cuaresma.

Pensamiento Josefino, 17. A San José le habrá tocado polemizar también con compatriotas suyos cerrados a la plenitud de la Revelación en su Hijo. Misterio de encuentro entre la verdad y el error. Pero José, lejos de ponerse del lado del mundo, ¡entero se entrega a Jesús!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 28

Por Miles Christi

Martes de  la  4ª semana de Cuaresma

Día 28   –   Meditación del 16 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Recordemos cómo en la Cuarta Semana la liturgia ya habla más de Cristo y menos “de nosotros”, es decir, de nuestras penitencias. Es que se supone que ya nos han purificado lo suficiente en las tres primeras semanas y que ahora llega lo más rico de la Cuaresma: ¡Jesús mismo!
  2. Todos ustedes… los que no tienen dinero, vengan y beban con alegría” (Antífona de Entrada; cf. Is 55,1). Con este hermoso símbolo Isaías quiere recalcar que la salvación de Dios no puede comprarse con dinero, es siempre un regalo del Cielo, y además inmerecido por parte nuestra.
  3. A decir verdad, ¿qué dinero del mundo sería suficiente como para comprar la felicidad eterna del Cielo?
  4. El Profeta Ezequiel dedica largos capítulos a la visión del nuevo Templo (c.40–48), imagen de la restauración o purificación judía y hoy lo presenta esplendoroso en frutos. En Cuaresma destruimos nuestro antiguo Templo o vida, para construir el nuevo y puro como el de Ezequiel, ¡para invitar luego a Cristo resucitado!
  5. El templo miraba hacia el Oriente” (Ez 47,1). Antiguamente las iglesias se construían hacia el Oriente para que al celebrar la Misa tanto sacerdote y fieles miren allí y reciban a Cristo, “oriens ex alto” (Lc 1,78). Detalles arquitectónicos que reflejan mucha fe en Cristo.
  6. Mi templo, es decir, mi vida, debe mirar hacia el Oriente, hacia donde Cristo viene. Todo es un ir a Él. “Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin” (Ap 21,6).
  7. Del Templo de Ezequiel brota vida que se transforma en río de agua que produce árboles, hierbas y frutos que serán para los hombres comida y medicina. De la misma manera, quien se deja llenar de Dios y permite en su interior que Cristo construya Su Templo “dará frutos nuevos cada mes” (Ez 47,12). Tendrá todo. “Quien a Dios tiene nada le falta: sólo Dios basta” (Santa Teresa de Jesús).
  8. En la piscina de Betesda Jesús hace la curación del paralítico en sábado lo que escandalizará a los judíos. Jesús muestra su completa supremacía ante la Ley Judía. Muchas veces se ponen las leyes del mundo por encima de Jesús, como si al legalizarse el aborto o la mariguana ya eso está bien. No. Jesús por encima de toda ley humana siempre enseñándonos lo que incluso es bueno al hombre.

Pensamiento Josefino, 16. Jesús cura en Betesda y nos recuerda que seguramente María habrá llevado a José a que visite aquel lugar (porque la tradición señala dicho lugar como el del Nacimiento de María). Imaginemos ambos, visitando la piscina…, con tanto amor mutuo. ¡José, une hoy a los esposos, muy indisolublemente!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 27

Por Miles Christi

Lunes de  la  4ª semana de Cuaresma

Día 27   –   Meditación del 15 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Desde hoy las lecturas evangélicas feriales comienzan a centrarse en el misterio de Cristo y para ello se medita al Evangelista San Juan, libro culmen de la Sagrada Escritura. Esto significa que ya nos vamos metiendo más en el misterio de la Pasión, y en Su Protagonista.
  2. ¡Qué emoción! Quien ama a Cristo quiere unirse en su misterio de dolor porque no es más que misterio de amor.
  3. Los capítulos finales de Isaías pueden ser leídos en clave de Pascua: “Voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva” (Is 65,17) profetizan. San Pablo la llamaba “nueva creación” (2Co 5,17). Ojalá esto ocurra en nuestra vida espiritual. Ojalá que todas nuestras meditaciones cuaresmales rompan el Cielo para que de allí nos llegué tal gracia redentora que nos haga santos.
  4. Sería lindo meditar todo el texto entero de Isaías 65,17-21. Y, como decíamos, leerlo en clave interior: implorando que todo lo que augura allí simbólicamente ocurra efectivamente en nuestra vida espiritual en la Pascua 2021.
  5. El llanto nos visita por la tarde; por la mañana el júbilo” (Sal 30(29),6). La Biblia suele usar simbólicamente los momentos del día para darles un sentido espiritual. La tarde es la Cuaresma, y en ella lo que debe destacar es el llanto, es decir, mi oración penitente, mi sacrificio personal, mi caridad fraterna. Vivamos bien la tarde con la confiada certeza que por la mañana nos visitará el júbilo.
  6. El Salmo Responsorial de hoy continúa: “Convertiste mi duelo en alegría” (v.12). Sí, en cierto sentido, Cuaresma es duelo, pero la sana espiritualidad católica y los santos en Cuaresma se desmarcan de una visión “depresiva” de la Cuaresma, como si sólo se vive si se hacen “récords” de ayuno y renuncias. La prudencia debe regir este tiempo para conservar su espíritu. “Lava tu cabeza” (Mt 6,17), amonesta Jesús al que hace ayunos, como si dijese, ‘no lo vivas como algo deprimente’. Le quitaríamos su fruto.
  7. El hijo del funcionario real, que era pagano, cree en Jesús (Jn 4,43-54). Confía que Jesús tiene el poder para curar a un enfermo a distancia. A veces nosotros creyentes parece que tenemos menos fe que otros que no lo son.
  8. Jesús cura a distancia y prueba que es Dios. Estamos en el camino correcto al dirigir esta Cuaresma hacia Él.

Pensamiento Josefino, 15. ¿Habrá visto José milagros realizados por su Hijo divino? Es algo que no sabemos; se puede pensar que sí o que no. Lo que sí es cierto es San José no los necesitaba. Ojalá no necesitemos milagros y tengamos una fe en Cristo, firme, “sobre roca” (Mt 7,24).

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 26

Por Miles Christi

Cuarto Domingo de Cuaresma

Día 26   –   Meditación del 14 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Lætáre, Ierúsalem, et convéntum fácite, omnes qui dilígitis eam” así inicia la Misa de hoy en su original latino; es su Antífona de Entrada. Tradicionalmente éste es el Domingo llamado Lætáre, es decir, alégrate, porque inicia con este versículo inspirado en Isaías 66,10-11: “Alégrate, Jerusalén, y que se reúnan cuantos la aman. Compartan su alegría los que estaban tristes, vengan a saciarse con su felicidad”.
  2. La misma Oración Colecta es como que explica el motivo de la alegría, al enfatizar la cercanía de “las próximas fiestas de la Pascua”. Nos alegramos anticipando las fiestas, los dones de la Pascua de Cristo. Que ya faltan pocos días y ése es muy gran motivo de alegría para el que lleva fielmente su Cuaresma.
  3. Quien es religioso, quien vive en su vida diaria los misterios de la liturgia, pues palpita con ella. En este caso tiene motivos de verdadera alegría: se acerca el Paso a la Vida.
  4. Y la liturgia lo muestra con casulla rosa, flores, música tocada ya no tan sólo para sostener el canto. ¡Detalles de alegría!
  5. Ésa es la fe católica. La alegría, la felicidad no queda en una reflexión interior sino que tiene expresión externa. ¡Se podría tocar hoy hasta la Tocata y Fuga en Re Menor de Bach!
  6. Lo amerita también el anuncio de Jesús a Nicodemo en el Evangelio: “así como levantó Moisés la Serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en Él tenga vida eterna” (Jn 3,14-15). Es el corazón de la meditación del día: ¡nos gozamos en la levantada de Cristo, es decir, en su Cuerpo Resucitado!
  7. Que es una Resurrección que no queda en mera alegría estética de verificar que el Hijo del hombre ya no sufre pues ya tiene un cuerpo glorificado. No. Cristo resucitó, es decir, ¡es principio de mi propia resurrección!
  8. Pero la lectura de hoy ofrece también un motivo “de preocupación”. Es que Jesús afirma con mucha claridad que hay condenación, es decir, que hay infierno. Y presenta los caminos que llevan a la condenación: “por no haber creído en el Hijo único de Dios… porque prefirieron las tinieblas a la luz… porque sus obras eran malas” (Jn 3,18.19). Es el drama de la vida. ¡Meditemos!

Pensamiento Josefino, 14. José es como otro Nicodemo. De un modo u otro él habrá tenido una percepción de la Resurrección de Cristo, pero él siempre opta por la vía del silencio, prudencia, desaparición: no tendrá la gracia de ver a su hijo adoptivo resucitado, no tendrá el premio divino de ver el rostro de su Esposa transformado de Pasión en Gloria. Como José, no veremos físicamente el Cuerpo glorioso de Cristo en Pascua, pero ¡creamos, como él!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 25

Por Miles Christi

Sábado  de  la  3ª semana de Cuaresma

Día 25   –   Meditación del 13 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. La Oración Colecta menciona que logremos gozar de la plenitud de los frutos de los sacramentos pascuales. Es emocionante como la liturgia tiene ese detalle impresionante de ir lentamente avanzando, mostrando, o mejor dicho, prometiéndonos de a poco eximios dones divinos. Estamos verdaderamente en una vía cuaresmal. ¡A no descarrilarse! ¡A ir descubriendo lo que se avecina!
  2. Sepamos, asimismo, apreciar la liturgia. Saquémosle el jugo. Por ejemplo, a estar atento en Misa a las Oraciones Colectas. Permite hacer de nuestra oración no mera piedad sino también sacrificio de la inteligencia, más humano-divino.
  3. En este sentido Oseas nos exhorta hoy: “esforcémonos por conocer al Señor” (Os 6,3). Conocer tiene varios sentidos. En Tomás de Aquino es enriquecer la inteligencia con la Verdad divina. ¡Y tanto lo necesitamos en este mundo en donde la ideología ofusca la Verdad! Demos tiempo a saber las razones por las que somos católicos, no “católicos culturales” sino católicos por amorosa adhesión.
  4. En Ignacio de Loyola “conocer” es “gustar las cosas internamente”. Es como un conocer del corazón, un conocer que mueve a mi ser a “alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor” (Ejercicios Espirituales [23]). A eso nos lleva este ejercicio de la meditación diaria.
  5. De allí también en Ignacio la insistencia en los retiros anuales, no orientados a conocer gnoseológicamente nuevas verdades, sino a adentrar las conocidas y sellarlas en pacto amante de corazón humano a Corazón Divino.
  6. Oseas también nos previene ante una religiosidad sin constancia: Efraín y Judá tienen un amor que es “nube mañanera… rocío matinal que se evapora” (Os 6,4). Es una gracia que a diario hemos de pedir y pedir: que podamos mantener “el tono muscular” de nuestras oraciones. ¡Que el fervor no se evapore! Ni los frutos de este tiempo.
  7. Jesús hoy nos regala una parábola dirigida a “algunos que se tenían por buenos y despreciaban a los demás” (Lc 18,9). Nos preguntamos si existe fórmula más grave al alma que ésta: Soberbia + Desprecio al prójimo. Para combatirla:
    1. mucho conocimiento personal (lleva a la humildad)
    2. mucha empatía (meterse en el otro lleva a la generosidad)

Pensamiento Josefino, 13. Humildad y empatía describen al Señor San José. Signo genuino e irrefutable de humildad es no querer sobresalir, como enseñan las Letanías de la Humildad (Oraciones #42). Característica eminente de San José es su discreción, ser parte del plan redentor “detrás del telón”. ¡Cuánto para aprender!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!

Meditaciones de Cuaresma – Día 24

Por Miles Christi

Viernes  de  la  3ª semana de Cuaresma

Día 24   –   Meditación del 12 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Vuelve, Israel, al Señor tu Dios” (Os 14,2). El profeta Oseas nos resume nuestro programa cuaresmal. Todo se concentra en una conversión. Invitados somos a que sea definitiva, a que verdaderamente aprovechemos este tiempo “favorable”. Ya, ¡volvamos!
  2. Pagaremos con nuestra confesión” (Os 14,3). Si bien no está explícitamente hablando sobre el Sacramento, Cristo nos enseñará que ese es el camino: la reconciliación genuina con Dios se hace a través del Sacramento de la Confesión. ¿Cada cuánto me confieso? Seamos regulares en dicha práctica.
  3. Así es, quien ha llevado una buena Cuaresma, con buenos propósitos y oración, está listo para aprovechar las gracias sacramentales de las Confesiones.
  4. Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas” (Mc 12,30). Nada en mí puede excluirse en el servicio de Dios. ¿Qué gano si no le doy todo? ¿Qué espero para darle todo?
  5. El Poverello de Asís nos invita: “Amemos a Dios y adorémoslo con corazón sencillo y espíritu puro, que eso busca Él por encima de todo”. Y San Felipe Neri: “¿Cómo es posible que alguien que ama a Dios pueda amar algo fuera de Él?
  6. “El alma que ama a Dios de veras no deja por pereza de hacer lo que pueda para encontrar al Hijo de Dios” (San Juan de la Cruz).
  7. El escriba fue elogiado por Jesús: “no estás lejos del Reino de Dios” (Mc 12,34): me gustaría ser ese escriba. Obtener el Reino de Dios debería ser mi única preocupación en la tierra. Para eso, como el caso del escriba, mi amor al prójimo debería ser signo de nuestro verdadero amor a Dios.
  8. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas” (Mc 12,34). El Evangelio termina con esa afirmación muy misteriosa. Jesús, por un lado, despierta cercanía y atrae a niños y a muchedumbres. Pero por otro, suscita un profundo espíritu de respeto, miramiento, omnisciencia; lleva a que ante Él incluso escribas y fariseos queden boquiabiertos. Ese respeto nos lleva a callar ante lo que reconocemos como sublime, a aceptar una doctrina verdaderamente

Pensamiento Josefino, 12. No sólo los fariseos, sino también José aprendió a no preguntar de más a su propio Hijo. José prudentísimo. Nos enseña así a ser prudentes, a no querer saber más en lo que no somos llamados a saber. José, concédeme tu prudencia para que en mi vida diaria imite tu reserva, aprenda a no hablar de más, a no indagar lo que no me corresponde.

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!