Enséñanos a orar Parte 2

2. Es fácil hablar con un amigo o con nuestros padres. Hablas sin dudar con alguien que sabes que te ama. Por esta razón, la oración que Jesús nos enseñó comienza con las palabras “Padre nuestro. . . ” Cada palabra de la Oración del Señor nos enseña la actitud infantil que debemos adoptar cuando hablamos con Dios.

¿Hablas con Dios como con un amigo? ¿Te esfuerzas en recitar la Oración del Señor, enfocándote en el significado de cada palabra?