En tu nombre Miles Christi

Simón Pedro dijo: “Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y no hemos pescado nada; pero en tu nombre echaré las redes’’. . . Pescaron una gran cantidad de peces.(Lc 5, 5 s.)

La siguiente meditación es proporcionada por Miles Christi:

  1. Sin Jesús, siempre es de noche en el corazón. Pedro, el gran pescador, no había pescado nada, a pesar de un trabajo agotador. Así me salen a mí las cosas. Cuando todo parece ir bien y confío en mis fuerzas, es cuando estoy más cerca del fracaso. Puede haber apariencias de éxito, pero ya lo dijo el Señor: “Quien no recoge conmigo, desparrama”.
    ¿Acostumbro a pedir ayuda al Señor en mis ocupaciones diarias. . . ?
  2. ¡Qué diferencia cuando uno obra con Cristo! Con él, mayoría aplastante. Confiar en Cristo, y poner de nuestra parte lo que debemos, es un éxito seguro, aunque a veces haya momentos de cruz y Getsemaní. En los callejones sin salida, es cuando podemos confiar en el Señor y obtener los mayores éxitos.
    En los momentos difíciles, ¿me dejo llevar por el desánimo o por la desconfianza. . . ? ¿O trato de ver que el éxito es ser fiel a Cristo y no que el mundo me estime?