El que amas está enfermo

The following meditation is provided by Miles Christi:

Había un enfermo, Lázaro, de Betania. Enviaron las hermanas (María y Marta) un mensaje a Jesús: “Señor, el que amas está enfermo. . . ” Jesús amaba a Marta, y a su hermana, y a Lázaro.     (Jn 11, 1 s.)

 

  1. Reconocerse enfermo es el primer paso para rezar Necesitamos luz para el entendimiento y para conocer a Cristo, necesitamos fuerza en la voluntad para seguirle, necesitamos tener intimidad con él. Quien sabe o quiere saber meditar, convierte todo lo que le sucede en oración, en diálogo con su padre, con su amigo. De todo envía un mensaje al Señor!

¿Me reconozco necesitado y expongo al Señor todo lo que me pasa. . . ? 

  1. El Señor lo sabe todo y nos ama de veras, en serio. La oración mejor es la de exponer humilde y confiadamente sin exigencias de ninguna clase. Con la convicción de que Jesús nos ama, es más fácil Y nos ama a cada uno con predilección especial, no lo dudemos. Más motivos tenía Magdalena para dudar, y

no dudó. Eso sí, el Señor prueba nuestra oración. A Lázaro le escuchó, pero le dejó morir para darle algo mejor.

¿Es confiada mi oración. . . ?