Cómo comenzar la meditación por Miles Christi

El siguiente ejemplo de meditación es proporcionado por Miles Christi:

Señor y Dios mío: creo que estás presente en todo lugar; que estás aquí, dentro de mí; que me ves; que me oyes.

Te adoro con profunda humildad y reverencia. Te pido perdón por mis pecados.

Y, aunque soy indigno de presentarme delante tuyo, confiado en tu infinita misericordia, te pido ayuda para hacer con provecho este rato de oración, que ofrezco a tu mayor gloria. Amén.