VIDA COMUNITARIA EN MILES CHRISTI

En Miles Christi le damos gran importancia a la vida en comunidad y a la vida familiar, por llamarlo así. Por supuesto que respetamos la liturgia, la oración, la vida de piedad en la capilla y la iglesia, obviamente conservamos los parámetros importantes de seriedad, de solemnidad, de lo sagrado, de la belleza litúrgica, etcétera. Pero esos mismo sacerdotes y hermanos que participan de la liturgia de un modo solemne, luego participan en la vida en comunidad, en el comedor, en la recreación y tienen una vida normal durante el día. Con buen humor, sociabilidad y amistad.

En una vida equilibrada la diversión tiene su lugar. Es algo humano y necesario. La diversión en Miles Christi se da en los momentos comunitarios, en juegos y deportes. Disfrutamos jugando al fútbol juntos.

Este espíritu de alegría, por llamarlo de alguna manera, es algo que no se puede imponer sino que surge naturalmente en el ambiente de nuestra comunidad.

Si no tienes alegría, si no estás relajado, si no puedes bromear, entonces no tienes una verdadera felicidad.