Novena Santa Maria Goretti TP2

ORACIÓN INICIAL PARA CADA DÍA

Gloriosa adolescente María Goretti, admiro el heroísmo con que sacrificaste tu vida por conservar tu santa virginidad, y me postro ante ti implorando tu intercesión para alcanzar esta grave intención que presento a tu mediación en esta Novena (recordar la gracia impetrada).

Hija predilecta de María Tota Pulchra, preséntame a la Madre celestial para que con su auxilio maternal, si es de la gloria de su Divino Hijo, obtenga lo que hoy suplicante imploro.

Segundo Día (29 Oct) – La esperanza de M. Goretti

Las preocupaciones por los hijos pesaban tanto en el corazón de Asunción, madre de Santa Maria Goretti, que en ocasiones no podía menos de sentirse abatida, y lloraba. Entonces la buena hija le decía: “Madre, ¿por qué llora? Anímese, que triunfaremos. Dios nos ayuda”.

Goretti, que confíe en Dios en toda ocasión, como tú que enseñaste a no perder la esperanza y la visión del Cielo ante un mundo tan alejado de Dios.

Acto de hoy: recordaré el premio para mi vida virtuosa: el Cielo.

Encomienda tu Propósito a la Santa rezándole lentamente un Paternoster, un Avemaría y un Gloria y termina rezando:

ORACIÓN FINAL PARA CADA DÍA

Dios, que nos has dejado en Santa María Goretti un sublime modelo de mujer pura, diligente, generosa y mariana: te suplicamos nos concedas imitarla y recibir de ella su valiosa intercesión. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Santa María Goretti, te amo y te admiro (3x).

Tota Pulchra es, et macula non est in Te.