EL BIEN TIENDE A DIFUNDIRSE POR SÍ MISMO

Cada uno verá por sí mismo si esta es una obra que vale la pena ayudar. Si es una obra buena, el bien se expandirá y estoy seguro que la gente que nos rodea nos dará su ayuda y su apoyo.

Dar los retiros solo cubre los gastos, no cobramos nada para los sacerdotes, solo cobramos lo necesario para pagar la casa y las expensas.

Todo se mantiene con la generosidad y las donaciones de la gente, constantemente hacemos el esfuerzo de pedir ayuda, porque  de lo contrario no seriamos capaces de hacer esto, no podríamos viajar.

Tenemos que apoyar a los estudiantes de los seminarios en EE.UU., Argentina y en Roma, porque de otra forma no tendríamos sacerdotes, y siempre estamos disponibles para el sostén de los seminaristas.

Nuestra esperanza es que donde quiera que Miles Christi esté, donde haya hogares y sacerdotes de Miles Christi, la santificación florecerá, el espíritu católico florecerá, la tradición de la Iglesia florecerá.

“Miles Christi vale la pena”, es una congregación nueva, con sangre nueva, con entusiasmo, con mucha voluntad, pero siendo nueva transmite los valores de la Iglesia eterna. Transmite la moral católica, combina el sentido tradicional. Miles Christi vale la pena.

Hay una profunda paz y felicidad que viene cuando le das todo a Cristo, si eres generoso con Dios, lo sigues y haces Su voluntad. Esa es la única forma de ser feliz en esta vida.

Si haces esto o aquello, importa poco. Cuando vives una vida religiosa y pones tu centro en Dios y haces que lo que sea que tu superior te pide, eso es lo mejor para ti, es lo que Dios quiere, y eso te hace feliz.

Cuando empiezas ese camino de santidad encuentras una felicidad que nunca conociste antes y esa es la verdadera felicidad, y entonces hay mucha diversión.

Miles Christi-

Miles Christi es un Instituto religioso que congrega a Sacerdotes y Hermanos Coadjutores quienes, con la gracia divina, nos proponemos, ante todo, tender fervientemente a la santidad, para la mayor gloria de Dios, dedicándonos con ardor a la santificación de los laicos, principalmente jóvenes universitarios.