Meditaciones de Cuaresma – Día 8

Por Miles Christi

Miércoles 1ª. Sem. Cuaresma

Día 8   –   Meditación del 24 de Febrero

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Jonás recorrió Nínive proclamando: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida(Jon 3,4). El número 40 contiene la idea de “prueba”, como los del diluvio, del éxodo. Son estos Cuarenta días durante este 2021 un regalo de Dios para que pasemos la prueba y cambiemos. ¡Aprovechémoslos!
  2. Ciertamente Dios ya había decretado el fin de la pecadora Nínive. El envío de Jonás fue la última misericordia de salvación ninivita. Es que a Dios el pecado le ofende. Nínive no puede seguir eternamente en su pecado… “De Dios nadie se burla” (Ga 6,7).
  3. El pecado es incompatible con la santidad divina. Hebreos nos lo dice con tal claridad que ni necesitamos comentario: “¡Imagínense entonces el terrible castigo que recibirán los que desprecian al Hijo de Dios, y los que dicen que la muerte de Cristo no sirve para nada! Los que hacen eso insultan al Espíritu de Dios” (Hb 10,29).
  4. El hombre es libre y hay sorpresas para todos lados: santos que se pervierten; pervertidos que se convierten. Así, ante la sorpresa de todos, ¡Nínive se convierte! Y el primero en alegrarse es Dios.
  5. No es cierto quienes dicen que nuestra religión es “negativa”, de Dios interesado en castigar. Justamente ¡el envío del Hijo del hombre a la tierra, y la vida que llevó muestran cómo Dios nos quiere con Él!
  6. Yahvéh necesitaba pruebas ciertas del arrepentimiento ninivita ¡y las hubo! El rey y los súbditos hicieron su rito de cenizas; ayunos; dejaron las injusticias… ¿Queremos arrepentirnos en serio? Presentemos al Señor obras: “que dejo tal vicio”, “que cumplo aquel propósito”, etc…
  7. Notable las simetrías entre Jonás-Jesús: Jesús también se durmió en la barca, también se entregó por la salvación, también llamó a la conversión, etc. Pero… paradójicamente Jonás tuvo éxito, Jesús no. ¿Será que Jonás era más santo…?
  8. Y la respuesta la dio el mismo Jesús: “Esta generación es una generación perversa” (Lc 11,29). “Perversa”, suena fuerte a nuestros oídos, pero esa es la palabra: “πονηρ”, que significa malvada. La Palabra de Dios no puede ser adecuada a nuestros gustos. Deja de ser de Dios.
  9. ¡Jesús sabía decir las cosas con claridad! Por amor. Como Jonás. Pero se ve que somos peores que los de Nínive.
  10. Ahora, la respuesta a Jesús siempre es personal. Aún hay almas que responden, como las mujeres convertidas que acompañaban a la Mater Dolorosa: quizá por estar tan cerca de Ella obtuvieron ese regalo de conversión. ¡Sea yo también parte de ese grupo de “Marías”!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.