Meditaciones de Cuaresma – Día 40

Por Miles Christi

Domingo de Ramos

Día 40   –   Meditación del 28 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Llegamos a Jerusalén con Jesús, Él montado en un asno. ¡Qué emoción entrar a Jerusalén con Él! “Venid, salgamos al encuentro de Cristo quien se apresura hacia su venerable y dichosa Pasión, para llevar a plenitud el misterio de la salvación de los hombres” (San Andrés de Creta).
  2. Dejemos a nuestras voces unirse a nuestro corazón en esta honra al Divino Rey: Hosanna al Hijo de David. Bendito el que viene en nombre del Señor, el Rey de Israel. Hosanna en el Cielo. ¡Cantemos el mejor de los cantos!
  3. Voces en adoración a Cristo Rey acompañan a ramos de olivo en nuestras manos. Éstos manifiestan visiblemente la alegría de los niños hebreos que salieron al encuentro del Señor (Antífona 1). Ser como niños ha sido su invitación.
  4. Y además con ellos extendamos nuestros mantos por el camino para que Cristo pise terreno digno de un Rey de gloria, que haya sido dispuesto por nuestros corazones.
  5. Esta entrada reúne en nuestros corazones dos sentimientos que se armonizan en Cristo: grandeza y humildad.
  6. La segunda parte de los ritos de este domingo conmemora la Pasión. Se desea que iniciemos esta Semana Mayor, con un recuerdo fresco de todos los misterios de salvación prodigados por Jesús en la misma.
  7. Con atención sigamos el relato entero de la Pasión según San Marcos. Grabemos en nuestro corazón la mayor cantidad de detalles que podamos.
  8. “El mismo Dios, amados hermanos, que al principio instituyó para nosotros esta fiesta, nos ha concedido poderla celebrar cada año; y el que entregó a su Hijo a la muerte por nuestra salvación nos otorga, por el mismo motivo, la celebración anual de esta santa solemnidad. Esta fiesta nos sostiene en medio de las miserias de este mundo; y ahora es cuando Dios nos comunica la alegría de la salvación, que irradia de esta fiesta, ya que en todas partes nos reúne espiritualmente a todos en una sola asamblea, haciendo que podamos orar y dar gracias todos juntos, como es de ley en esta fiesta. Este es el prodigio de su bondad: que Él reúne para celebrarla a los que están lejos y junta en una misma fe a los que se encuentran corporalmente separados” (San Atanasio, Padre de la Iglesia).

Pensamiento Josefino, 28. Pascua cada año cae en fecha distinta dado que depende de un cronograma lunar y no solar. Providencialmente este año refleja la teología de San José quien vivió el espíritu de San Juan Bautista: “es necesario que Él crezca y yo disminuya” (Jn 3,30). ¡Termina su Mes y llega el corazón de la Semana Mayor!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!