Meditaciones de Cuaresma – Día 31

Por Miles Christi

Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María

Día 31   –   Meditación del 19 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

Pensamiento Josefino, 19. Cortamos hoy las penitencias cuaresmales, y más aún las de los viernes de Cuaresma, para celebrar a quien se merece una Solemnidad litúrgica y espiritual: el Glorioso Patriarca San José.

  1. Te, Ioseph, célebrentes el himno gregoriano que se canta hoy en sus Primeras y Segundas Vísperas. Inicia así (traducido):

A Ti, José, celebren los ejércitos de los bienaventurados,
a Ti canten todos los coros de las cristiadas,
quien, esclarecido por tus méritos, te uniste a la ínclita
Virgen   en   casta   alianza   matrimonial”      |
Y termina así:

Trinidad Suma perdona a nosotros quienes suplicamos;
permítenos ascender a los Cielos por los méritos de José,
para que al final se nos conceda para siempre
presentar para Ti un cántico agradable”.

  1. El himno invita a cantar alabanzas merecidas al Esposo de la Madre de Dios, su Casto Custodio, al Celoso Defensor de Cristo, y su Padre adoptivo, al Patrono de la Iglesia Universal.
  2. Además, siendo Patrono de Miles Christi le encomendamos hoy la protección de toda la familia de Miles Christi.
  3. Tanto podríamos decir de Él que toda meditación quedaría corta. Más aún, el Papa Francisco ha establecido este año en honor suyo: ¿cómo estoy viviendo el Año josefino? ¿Estoy haciendo cada día algo especial? ¿Aprovecho las nueve indulgencias diarias que el Año ofrece?
  4. Iustus germinabit sicut lilium–el justo germinará con el lirio (Ct 2,2), reza una antífona del Oficio de hoy. San Mateo justamente lo llama “justo” (1,19), que en significación bíblica significa: santo. ¡Mejor canonización, imposible!

Además “germinará”, es decir, San José no deja de producir sus frutos desde el día en el que el ángel le pidió que regrese con su Esposa y se comprometa a cuidar los tesoros mayores de la humanidad: Jesús y María.

Germinará. ¡Sí! A lo largo de los siglos hemos visto un incremento de devoción josefina. Unámonos. seamos promotores de este protosanto, primer santo, luego de su Esposa.

Además “como el lirio”, el lirium cándidum o azucena. El lirio representa la castidad y la pureza, quintaesencia de José.

  1. Pidamos al Señor San José: que bendiga a los papás para que en Él encuentren su oficio de esposo y padre; que bendiga a las mamás y a las mujeres para que recurran a este auxilio de ellas; que bendiga a los sacerdotes que, como Él, cuidan a Jesús Eucaristía; que bendiga a la Iglesia y al mundo entero necesitados de Su protección. Y ¡recemos especialmente hoy sus Letanías, para ganar sus Indulgencias y Su bendición!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!