Meditaciones de Cuaresma – Día 29

Por Miles Christi

Miércoles  de  la  4ª semana  de  Cuaresma

Día 29   –   Meditación del 17 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. Pocos quizá saben que San Patricio, quien consagró y logró la evangelización de Irlanda, debe tanto a su oración y penitencia. Él es verdadero modelo para nuestra
  2. A los catorce años responde que al llamado vocacional de Dios. ¡Cuánto el mundo debe a dicha generosidad!
  3. La Oración colecta, que optativamente se puede tomar de la memoria de San Patricio, reza: “a quienes nos gloriamos del nombre cristiano concede anunciar siempre tus maravillas a los hombres”. Patricio no se amedrentó ante los celtas sino que luchó por su conversión. También nosotros contamos con la fuerza del mismo Dios como para evangelizar al menos en nuestro pequeño círculo de nuestra vida diaria.
  4. De sus frases, meditemos ésta: “May you be in Heaven a full half hour before the devil knows you’re dead. Que estés en el Cielo media hora antes de que el diablo sepa que moriste”.
  5. Sea la celebración de San Patricio, hoy bastante paganizada, medio para recordar ¡la herencia gloriosa de santos que tenemos!
  6. Isaías ofrece un oráculo (c49,8-15) que anima al retorno a Judá luego de la cautividad babilónica. Es un mensaje de consuelo y esperanza. Jamás hemos de perder la virtud de la esperanza incluso en tiempos tan críticos como los actuales.
  7. Recuerda Isaías que nunca había dejado de amar a Israel a pesar de castigarla. Es que en el plan divino todo castigo tiene una finalidad medicinal, positiva.
  8. El pasaje contiene una expresión diríamos única de la Escritura. Compara el amor de Dios hacia nosotros no sólo como el amor de una madre a su hijo sino mostrando que el amor de Dios a nosotros supera al de la mejor de las madres: que “aunque una mujer se olvidase de su hijo de pecho, yo no te olvido(Is 49,15). Detengámonos en este versículo tan meditado por Patricio y los santos.
  9. Que todos honren al Hijo, como honran al Padre” (Jn 5, 23). Jesús se presenta ante los judíos como igual al Padre, es decir, igual a Dios. Verdad que escandalizaba a los judíos. Cuántos hoy día han caído en semejante error. Justamente porque Jesús es Dios, creemos en Él ¡y nos gustaría hoy dar nuestras vidas como la dio Patricio de Irlanda!
  10. ¡Honor y gloria a Ti, Señor Jesús! cantamos en la Cuaresma.

Pensamiento Josefino, 17. A San José le habrá tocado polemizar también con compatriotas suyos cerrados a la plenitud de la Revelación en su Hijo. Misterio de encuentro entre la verdad y el error. Pero José, lejos de ponerse del lado del mundo, ¡entero se entrega a Jesús!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!