Meditaciones de Cuaresma – Día 20

Por Miles Christi

Lunes  de  la  3ª semana de Cuaresma

Día 20   –   Meditación del 8 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. La Oración Colecta del día recuerda que no hay salvación fuera de El Señor. Esto experimentó el general Naamán finalmente: constata cómo los dioses sirios no logran lo que sí puede Yahvéh. Es el único “que da la vida” (Sal 42,2).
  2. El profeta Eliseo cura a Naamán no sólo de su lepra sino también y principalmente de su incredulidad. Éste creía que para curar Yahvéh tenía que hacer cosas complicadas. Es una visión humana de Dios. Pero en sí con un soplo podría curar todas las dolencias de los leprosos juntos. ¡A Dios no hay que verlo con ojos humanos! Justamente ¡es Dios!
  3. A veces somos como Naamán. Creemos que las soluciones para nuestras vidas tienen que ser complejas y sospechamos de las sencillas. Aquí aprendemos a no ver a Dios con ojos humanos. Es mucho más sencillo que lo pensamos.
  4. En última instancia la actitud adecuada será aceptar la mano de Dios sobre mí de la manera que Él quiera, más allá de nuestros modos humanos de ver las cosas. No seamos “hombres de poca fe” (Mt 14,31).
  5. Hoy, “fijos los ojos en Jesús, el que inicia y consuma la fe” (Hb 12,2), meditemos en torno al don de la fe. La que nos mueve a confiar en la misericordia de Dios y a las buenas obras. “Envíame Señor, tu luz y verdad, que ellas se conviertan en mi guía”.
  6. El Evangelio de hoy nos cuenta cómo Jesús es recibido con recelo en Nazareth, en su casa, donde Él creció. Tanto fue así que “se llenaron de ira” y querían “despeñarlo” (vv.28-29). El episodio es triste. ¡Por sus propios compatriotas es rechazado! Meditemos cuánto habrá sufrido Jesús con esto. Que los que están más cerca de Él son quienes más lo rechazan.
  7. Jesús no es vengativo: simplemente “se alejó de allí” (v.30). Otra sublime enseñanza para nosotros.
  8. Muy triste evento en la vida de Cristo… Sus compadres “lo sacaron de la cuidad y lo llevaron hasta una barranca del monte… para despeñarlo” (v.29). Es un misterio de la Mater Dolorosa. De hecho, hoy allí se conmemora el Dolor de María en este “Monte del Precipicio”, su ¡tremendo! dolor de ver que casi los de su pueblo despeñan a su divino hijo…

Pensamiento Josefino, 8. San José es modelo de fe. Dios le pide su propio fiat como se lo pidió también a María: que asuma su responsabilidad en el Plan Redentor para con el Salvador. En un mundo en donde el ateísmo, y las dudas de fe asoman por todos lados especialmente entre la juventud, pidámosle a José fidelísimo para que, como Patrono de la Iglesia Universal, interceda por la juventud católica, que sea colmada por el don de la fe.

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!