Meditaciones de Cuaresma – Día 18

Por Miles Christi

Mi 7,14-15.18-20; Sal 102,1-2.3-4.9-10.11-12; Lc 15,1-3.11-32.

Sábado  de  la  2ª semana de Cuaresma

Día 18   –   Meditación del 6 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. La conocidísima Parábola del Hijo Pródigo (Lc 15) que es Parábola del Hijo Mayor celoso y principalmente del Padre de las Misericordias viene en este sábado de Cuaresma acompañada de una Primera Lectura admirable y poco conocida del Profeta Miqueas. Adentrémonos en las Escrituras, en sus tesoros que no pasan de moda.
  2. Las lecturas de estas tres primeras semanas de Cuaresma son fruto de una selección muy antigua en la Iglesia. “La inteligencia de las Escrituras produce tal deleite que el alma se olvida no sólo del mundo, sino también de sí misma” (Sta. Ángela de Foligno). ¿Nos deleita?
  3. El oráculo de Miqueas se da en tiempos de la renovación persa; el ambiente acompaña una reflexión esperanzada luego de las tribulaciones. Así es nuestra vida espiritual: la fidelidad en las pruebas permite el gozo en las prosperidades.

(a) Dios es Pastor. Ya nos habla de su misericordia, porque ¿qué otra actitud tenía el pastor para sus ovejas?

(b) Pastorea con su cayado, el de Yahvéh. Garantía de amor.

(c) Ofrece los pastizales de Basán y Galaad, que eran pastos de los más nutritivos. ¡Así nos ama el Señor!

(d) Quita la iniquidad. Sí, Dios perdona. A quedarse tranquilos que es lo propio del Dios en el que creemos.

(e) Olvida nuestro pecado. El verbo “olvidar” es perfecto para expresar esta idea: es no tener en cuenta algo. Implica algo malo hecho que la misericordia ¡no contabiliza! Al Cura de Ars le gustará repetir que también nosotros sin mala intención nos olvidamos. ¡Qué sería del hombre si perfectamente recordase todas sus ofensas a Dios!

(f) No mantendrás tu cólera. Te complaces en ser misericordioso.

(g) Arrojarás a lo hondo del mar nuestros delitos. Quizá la imagen más original y reconfortante. ¿Que era entonces el fondo del mar sino el espacio de lo irrecuperable? Quedémonos tranquilos, en cada confesión, nuestros pecados caen a lo hondo del mar. ¡Sepultados eternamente!

(h) fiel… compasivo… Con esto mostramos la conexión con la Parábola del Hijo Pródigo. ¡De una vez para siempre! ¡Que esta Cuaresma sea aquella en la que respondamos a tanto amor divino misericordioso con una fidelidad inquebrantable!

Pensamiento Josefino, 6. ¿Vieron cómo San José busca siempre las maneras para esconderse? ¿Cuál es el Mes de San José? Marzo, el Mes en el que siempre caerá la Cuaresma, digamos el tiempo más fuerte del año. Pero… que no logre José su objetivo de pasar desapercibido… Más aún, sin José no hubiese María y sin María no hubiese Jesús y sin Jesús no hubiese Cuaresma. San José, ¡¡no te olvidamos!!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi