Meditaciones de Cuaresma – Día 13

Por Miles Christi

Lunes  de  la  2ª semana de Cuaresma

Día 13   –   Meditación del 1 de Marzo

Se comienza con la Oración para iniciar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi #27.

  1. ¡Iniciamos el Mes de San José en el Año de San José! Cada día tendremos al final un pensamiento josefino.
  2. Hemos pecado, hemos cometido crímenes y delitos, nos hemos rebelado apartándonos de tus mandatos y preceptos” (9,5). El profeta Daniel hace esa oración en la que se solidariza con el pueblo pecador. De hecho, Jesús nos recordará que todos somos pecadores: “el que no tenga pecado, que arroje la primera piedra(Jn 8,7).
  3. Si el Pueblo de Israel necesitaba esta oración de reparación por sus pecados cuánto más el mundo en el que nos toca vivir. Conservemos ese espíritu religioso que nos mueve a pedir misericordia por tantos pecadores, nosotros el primero.
  4. Lágrimas, dolor, mortificación: tres cosas que el Cura de Ars considera básicas para nuestra vida espiritual: “Desde el momento en que un cristiano abandona las lágrimas, el dolor de sus pecados y la mortificación, podemos decir que de él ha desaparecido la religión”.
  5. Continúa: “Para conservar en nosotros la fe, es preciso que estemos siempre ocupados en combatir nuestras inclinaciones y en llorar nuestras miserias”.
  6. Daniel se queja por el castigo que Dios está infligiendo. Más aún, él reconoce que Dios es justo en dicho castigo: (1) Es de Dios que reconozcamos objetivamente los derechos de la justicia de Dios. (2) Es de Dios que reconozcamos nuestros propios pecados.
  7. Daniel repetirá la expresión “nos abruma la vergüenza” (v.7.8). El pecador avergonzado está más cerca de la conversión. Ojalá sea nuestro estado.
  8. Reza el Oficio divino: “Mis pecados, Señor, se han clavado en mí como saetas; pero antes de que en mí produzcan llagas, ¡sáname, Señor, con el remedio de la penitencia!”
  9. El Evangelio nos invita a perdonar para ser perdonados por Dios. Qué diferente somos, como nos lo señala San Juan de la Cruz: “Tú, Señor, vuelves con alegría y amor a levantar al que te ofende y yo no vuelvo a levantar y honrar al que me ofende a mí”. Para la convivencia familiar qué importante es que nos acostumbremos a perdonarnos mutuamente. Cuánto se dispone dicha familia al perdón divino.

Pensamiento Josefino, 1. Estamos en el Mes de San José que transcurre en el Año de San José. Iniciamos su Mes encomendándole a él nuestra Cuaresma para que bajo sus consejos prudentes aprovechemos este tiempo especial de conversión que el Padre nos regala. ¡José prudentísimo!

Se cierra con la Oración para terminar la meditación, en el librito de Oraciones de Miles Christi # 28.

Gracias Miles Christi!