Fondos de pantalla gratuitos de Miles Christi – Virgen rezando

Miles Christi le invita a descargar este fondo de pantalla para su computadora de escritorio, laptop, Tablet o teléfono. Al mismo tiempo que pasa más tiempo utilizando sus dispositivos electrónicos, es bueno tener un recordatorio continuo de Nuestro Señor, Nuestra Señora y los santos para constantemente permanecer en la presencia del Señor. Este fondo de pantalla de Miles Christi también nos ayudará a recordar el uso de nuestros dispositivos electrónicos para cosas buenas y sagradas, para su mayor gloria.

 

Descargar el fondo de pantalla Miles Christi aquí:

https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/Sassoferrato-The-Virgin-in-Prayer.jpg

 

La historia de la Virgen rezando, contada por Miles Christi

Miles Christi

Como Carlo Dolci, Giovanni Battista Salvi, llamado Sassoferrato desde su lugar de nacimiento en las Marcas, tenía estrechos lazos con los benedictos. Su lema, ora e labora, “reza y trabaja”, le parece tan apropiado como su devoto contemporáneo florentino. Al igual que Dolci, se apoyó en las invenciones compositivas de otros: artistas de los siglos XV y XVI como Perugino, Durero, Tintoretto, Lo Spagna; contemporáneos, sobre todo Reni; y las madonas de moda pintadas en Roma por el francés Mignard. Su obra se ha confundido en ocasiones con la de un seguidor de Rafael, por lo que se inspiró en el estilo “puro” de una época anterior. Después de haber copiado algunos cuadros para el monasterio Benedicto de Perugia a la edad de 21 años, fue introducido en un convento franciscano reformado en Roma, ciudad en la que vivió durante unos cuarenta años y dónde murió. Una piadosa princesa encargó su famoso retablo, para la iglesia dominicana de Santa Sabina en Roma, para sustituir a un precioso Rafael que los dominicos vendieron imprudentemente a un coleccionista.

 

Con la excepción de algunos retratos de devotos eclesiásticos, y un autorretrato encargado por un cardenal en 1683 para la galería de retratos de artistas del Duque Cosme III de Médicis, Sassoferrato vivía de cuadros devocionales como éste. La mayoría fueron hechos en “originales múltiples”, por encargo y para la venta a los peregrinos Esta composición popular, basada en un grabado que se supone que es posterior a Reni, es conocida en más de quince variantes.

 

Sassoferrato sufre en nuestra estimación en parte por ser el tipo de artista abnegado que menos admiramos, y en parte porque sus cuadros influyeron directamente en el arte piadoso del siglo XIX en todo su exceso sentimental. Sin embargo, su propia obra es demasiado robusta para ser sentimental, y demasiado bien pintada. El acabado esmaltado, el brillo de la joya de blanco, rojo, azul ultramarino costoso sobre negro, no impide ni un moldeado vigoroso de la forma ni una observación aguda – como de los pálidos reflejos del velo de la Virgen en las sombras de su cara y mejilla.

 

El Sassoferrato se ocupa de la reafirmación de la contrarreforma del culto a la Virgen y de la eficacia de sus imágenes, con el mismo espíritu con el que se recopilaban y publicaban en toda Europa las historias y atlas de estos iconos milagrosos. La Virgen en Oración, su velo asomado del cuadro a nuestro espacio, reza sobre nosotros, por nosotros, como un ejemplo para nosotros, en sumisión a la voluntad del Padre, al Hijo.  Ha sido abstraída de las narraciones de la Anunciación, la Adoración, la Natividad, para que podamos rezar a través de ella, perder nuestro egoísmo inquieto en su infinita misericordia y humildad, como el artista ha sumergido su letra en el icono. Sus ojos están bajos, pero si la miramos desde un cojín (para arrodillarse) o un prie-dieu, un lecho de enfermo o un lecho de muerte, su tierna mirada caerá sobre nosotros. Está sola, sin el niño, nuestra madre, nuestra enfermera, intercesora en nuestro nombre, y el mensaje de Sassoferrato es que someterse a ella es reclamar nuestra fuerza, nuestra libertad y nuestra dignidad.

 

Fondos de pantalla católicos adicionales de Miles Christi disponibles aquí:

https://www.mileschristi.org/catholic-wallpapers/

Estar para ayudar Miles Christi

Es increíble como solemos tener tan grandes ejemplos de Dios y aun así no queremos verlos. Y si los llegamos a ver, no los queremos poner en práctica.

Uno de ellos es sobre cómo ayudar a los demás. Sea cual sea tu posición, ayudante o ayudado, en seguida te lo explico.

Cada quien vive la vida bajo su propia perspectiva. A pesar de sufrir un mismo suceso, solemos interpretarlo de mil maneras distintas. Y gracias a que sucede de esa manera, sufrimos un dolor diferente al de cada una de las personas que nos rodea.

Creemos entender lo que le sucede a los demás por haber vivido algo similar, y al quererlos ayudar solo caeríamos en la misma trampa al querer imponer nuestras palabras sobre cómo sanamos nuestro dolor cuando la otra persona lo vive a su manera.

Todas las personas tenemos problemas, todos sufrimos, todos necesitamos ayuda. Pero esos problemas difícilmente se solucionan solos, necesitamos de alguien más. Algunos solemos buscar a grandes amigos, a la familia, a los profesionales, y está bien. Pero no porque algo esté bien significa que no pueda estar mejor.

¿Y de quién puede ser esa ayuda perfecta? Del mejor terapeuta, del mejor coach, del mejor consultor, del mejor en todo. Ya sabes de quien hablo, hablo de Dios.

Tantas veces nos olvidamos de Él, tantas veces lo ignoramos, cuando es el único que puede aliviar todo nuestro dolor. Nada más que hay algo interesante aquí.

Puede, pero no se impone. Puede, pero no nos obliga. Puede, pero no nos ayuda hasta que nosotros busquemos su ayuda. Es cuestión de tomar esa mano que siempre deja extendida para que la alcancemos cuando realmente queramos.

Y es así como deberíamos de ser con los demás. No se trata de imponer nuestra ayuda, ni de obligarlos a cambiar. Porque a pesar de querer más algo para alguien de lo que esa persona lo quiere para sí mismo, nuestra tarea consiste en simplemente estar ahí para cuando lo necesiten, así como Dios lo hace.

Por Ricardo J. Valdivia para el Blog de Jóvenes de Miles Christi

 

Este Blog de Jóvenes Miles Christi quiere promover la Fe a través de la reflexión, teológica, filosófica, histórica y el arte.

Miles Christi no se hace responsable por el contenido de los artículos. Para escribir en el Blog de Jóvenes de Miles Christi, enviá tu artículo a este mail: frgonzalov@mileschristi.org

Escuchá HISTORIAS CATÓLICAS en: https://open.spotify.com/episode/5kINiYELzet8nX8q6R0u5U?si=EUBk029bTNymdefUGf0sRQ

No te pierdas los Videos de Miles Christi Miles Christi MX – YouTube

Para conocer más actividades de Miles Christi  https://www.mileschristi.org.ar/

https://www.mileschristi.org.mx/

Miles Christi

¿Ganar para perder? Miles Christi

Seguido nos vemos inmersos en algún juego. Para algunos es más común en el deporte, para otro quizá sea un juego de mesa. En este momento no me enfocaré tanto en el qué sino en el cómo y el por qué. Cuando estamos siendo participes del juego tenemos la oportunidad de elegir dos resultados: ganar o perder. Lo curioso es que no me refiero al resultado del juego, sino al resultado de tu vida. Sea lo que sea en lo que estás participando, tendrás la opción de jugar sucio o limpio.

Desde fuera parece ser que la decisión es muy sencilla (aunque no para todos), pero estando dentro todo cambia. A todos nos mueven diferentes cosas, cada quien tiene su propósito al jugar. Unos juegan solo para ganar el juego, y he ahí el gran problema. Al ser esta nuestra finalidad, podemos caer en el juego sucio, no digo que sea una ley, pero estás más expuesto. Por eso es importante replantearse un poco el cómo y por qué jugamos, y la verdadera oportunidad que se nos está presentando. Hace poco leí sobre cómo podemos hacer oración cada hora de nuestro día, y esto no es la excepción. Estaría bien plantearse al inicio de cada actividad cómo es que podríamos honrar a Dios, y así, cambiar totalmente el sentido de nuestras acciones. Acciones que podrán repercutir en la eternidad porque van para Él.

Cada quien decide que es lo que ofrece durante el día, puedes ofrecer algo pobre como Caín lo hizo o puedes ofrecer lo mejor de ti, así como lo hizo Abel. Así que la próxima vez que juegues pregúntate si quieres ofrecerle un juego sucio, si quieres ofrecerle un corazón manchado, si quieres ofrecerle acciones deshonrosas. Piensa bien qué es lo que vas sembrando en cada juego, porque cuando llegue el día de la cosecha podrás llevarte una no muy grata sorpresa. Puede ser difícil sacrificar a veces la victoria, sacrificar alguna ventaja del momento. Pero pensándolo bien, creo que es más difícil sacrificar nuestro lugar en el Cielo por una simple partida. Honra a Dios en cada cosa que hagas, incluso en el juego.

Por Ricardo J. Valdivia para el Blog de Jóvenes de Miles Christi

Este Blog de Jóvenes Miles Christi quiere promover la Fe a través de la reflexión, teológica, filosófica, histórica y el arte.

Miles Christi no se hace responsable por el contenido de los artículos. Para escribir en el Blog de Jóvenes de Miles Christi, enviá tu artículo a este mail: frgonzalov@mileschristi.org

Escuchá HISTORIAS CATÓLICAS en: https://open.spotify.com/episode/5kINiYELzet8nX8q6R0u5U?si=EUBk029bTNymdefUGf0sRQ

No te pierdas los Videos de Miles Christi Miles Christi MX – YouTube

Para conocer más actividades de Miles Christi  https://www.mileschristi.org.ar/

https://www.mileschristi.org.mx/

Miles Christi

Fondos de pantalla gratuitos de Miles Christi – San Ignacio de Loyola

Miles Christi le invita a descargar este fondo de pantalla para su computadora de escritorio, laptop, Tablet o teléfono. Al mismo tiempo que pasa más tiempo utilizando sus dispositivos electrónicos, es bueno tener un recordatorio continuo de Nuestro Señor, Nuestra Señora y los santos para constantemente permanecer en la presencia del Señor. Este fondo de pantalla de Miles Christi también nos ayudará a recordar el uso de nuestros dispositivos electrónicos para cosas buenas y sagradas, para su mayor gloria.

 

Descargar el fondo de pantalla Miles Christi aquí:

https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/Peter-Paul-Rubens-St-Ignatius-of-Loyola.jpg

 

Y aquí: https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/St-Ignatius-of-Loyola.jpg

 

La historia de San Ignacio de Loyola, contada por Miles Christi

El fundador de los Jesuitas iba en camino a la fama y fortuna militar, cuando una bala del cañón le destrozó la pierna. Debido a que no había libros sobre romance a la mano durante su convalecencia, Ignacio se pasó el tiempo leyendo una vida de Cristo y vidas de los santos. Su conciencia se conmovió profundamente, y comenzó un largo y doloroso giro hacia Cristo. Al haber visto a la madre de Dios en una visión, hizo una peregrinación hacia su santuario en Monserrat cerca de Barcelona. Permaneció durante casi un año cerca de Manresa, a veces con los Dominicos, a veces en un hospicio de indigentes, a menudo rezando en una cueva en las colinas. Después de un periodo de tranquilidad, pasó por una angustiosa prueba de escrúpulos. No había consuelo en nada, ni en la oración, ni en el ayuno, ni en los sacramentos, ni en la penitencia, Al final, su paz mental regresó.

Fue durante ese año de conversión que Ignacio comenzó a escribir material que más tarde se convirtió en su mayor obra, los ejercicios espirituales.

Finalmente logró su propósito de ir a Tierra Santa, pero no pudo quedarse, como lo planeo, debido a la hostilidad de los turcos. Ignacio pasó los siguientes 11 años en varias universidades europeas, estudiando con gran dificultad, comenzando casi como un niño. Como muchos otros, su ortodoxia fue cuestionada; Ignacio fue encarcelado dos veces por breves periodos.

En 1534, a la edad de 43 años, el y otros seis- uno de los cuales era San Francisco Javier- prometieron vivir en pobreza y castidad e ir a Tierra Santa. Si esto se volvía imposible, juraron ofrecerse al servicio apostólico del Papa. Esto último se convirtió en la única opción. Cuatro años mas tarde Ignacio hizo permanente la asociación. La nueva sociedad de Jesús fue aprobada por el Papa Pablo lll, e Ignacio fue elegido para servir como primer general

Cuando los compañeros fueron enviados por el Papa a varias misiones, Ignacio permaneció en Roma, consolidando la nueva empresa, pero aún encontrando el tiempo para fundar hogares para huérfanos, catecúmenos, y penitentes. Fundó el colegio Romano, que pretendía ser el modelo de todos los demás colegios de la sociedad.

 

Ignacio era un verdadero místico. Centró su vida espiritual en los fundamentos esenciales del cristianismo-La Trinidad, Cristo, la Eucaristía. Su espiritualidad es expresada en el lema Jesuita, Ad majorem Dei gloriam—““Por la mayor gloria de Dios.” En su concepto, la obediencia debía ser la virtud prominente, pasa asegurar la efectividad y movilidad de sus hombres. Toda actividad debía ser guiada por el amor verdadero de la Iglesia y la obediencia incondicional al Santo Padre, por lo que todos los miembros profesos hacían un cuarto voto de ir a donde el Papa les enviara para la salvación de las almas.

 

Fondos de pantalla católicos adicionales de Miles Christi disponibles aquí:

https://www.mileschristi.org/catholic-wallpapers/

Miles Christi

Fondos de pantalla gratuitos de Miles Christi – San José

Miles Christi le invita a descargar este fondo de pantalla para su computadora de escritorio, laptop, Tablet o teléfono. Al mismo tiempo que pasa más tiempo utilizando sus dispositivos electrónicos, es bueno tener un recordatorio continuo de Nuestro Señor, Nuestra Señora y los santos para constantemente permanecer en la presencia del Señor. Este fondo de pantalla de Miles Christi también nos ayudará a recordar el uso de nuestros dispositivos electrónicos para cosas buenas y sagradas, para su mayor gloria.

 

Descargar el fondo de pantalla Miles Christi aquí:

https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/Saint-Joseph-Sky-Lujan.jpg

 

Y aquí: https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/San-Jose-Jesus-Lujan.jpg

 

 

Y aquí: https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/Saint-Joseph-Family-Center.jpg

 

Y aquí: https://www.mileschristi.org/wp-content/plugins/mc-wallpapers/1024×768/Saint-Joseph.jpg

 

Todo los que sabemos sobre el esposo de María y del padre adoptivo de Jesús viene de la escritura y al parecer ha sido muy poco para aquellos quiénes inventaron leyendas sobre él. Sabemos que fue un carpintero, un hombre trabajador, porque los escépticos nazarenos preguntan por Jesús, “¿No es este el hijo del carpintero?” (Mateo 13:55). El no era rico, porque cuando llevó a Jesús al templo para ser circuncidado y a María para ser purificada, ofreció sacrificar dos tórtolas o un par de palomas, permitido únicamente para aquellos que no podían pagar un cordero (Lucas 2:24)

 

A pesar de su humilde trabajo y medios, José provenía de un linaje real. Lucas y Mateo no concuerdan en algunos detalles sobre la genealogía de José, pero ambos marcan su descendencia de David, el mayor rey de Israel (Mateo 1:1-16 y Lucas 3:23-38). De hecho, el ángel que le habla primero a José sobre Jesús lo conoce como “el hijo de David,” un título real usado también para Jesús.

 

Sabemos que José era un hombre compasivo y cariñoso. Cuando descubrió que María estaba embarazada después de su compromiso, sabía que el niño no era suyo, pero aún no sabía que llevaba al hijo de Dios. Él sabía que las mujeres acusadas por adulterio podían ser apedreadas hasta la muerte, así que decidió enviarla lejos en silencio para no exponerla a tal vergüenza o crueldad.  Sin embargo, cuando un ángel se acercó a José en un sueño y le dijo, 20 “José hijo de David” no temas llevar a María a casa como tu esposa, porque lo que es concebido en ella es del Espíritu Santo. 21 ella dará a luz a un niño, y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque el salvará a su pueblo de sus pecados,” hizo lo que el ángel le dijo y tomó a María como su esposa. (Mateo 1:19-25).

 

Cuando el ángel vino de nuevo para decirle que su familia estaba en peligro, inmediatamente dejó todo lo que poseía, a toda su familia y amigos, y huyó a un país extraño con su joven esposa y el bebé. Esperó en Egipto sin dudarlo hasta que el ángel le dijo que era seguro regresar (Mateo 2:13-23).

Sabemos que José amaba a Jesús. Su única preocupación era la seguridad del niño que se le había confiado. No solamente dejó su casa para proteger a Jesús, sino que a su regreso se instaló en el pueblo oscuro de Nazaret por temor a su vida. Cuando Jesús se quedó en el templo, nos dicen que José (junto con María) lo buscó ansiosamente durante tres días (Lucas 2:48). También sabemos que José trataba a Jesús como su propio hijo porque una y otra vez la gente de Nazaret dice de Jesús, “¿No es este el hijo de José?” (Lucas 4:22)

 

Fondos de pantalla católicos adicionales de Miles Christi disponibles aquí:

https://www.mileschristi.org/catholic-wallpapers/Miles Christi

Fondos de pantalla gratuitos de Miles Christi – Nuestra Señora de Luján

Fondos de pantalla gratuitos de Miles Christi – Nuestra Señora de Luján

Miles Christi le invita a descargar este fondo de pantalla para su computadora de escritorio, laptop, Tablet o teléfono. Al mismo tiempo que pasa más tiempo utilizando sus dispositivos electrónicos, es bueno tener un recordatorio continuo de Nuestro Señor, Nuestra Señora y los santos para constantemente permanecer en la presencia del Señor. Este fondo de pantalla de Miles Christi también nos ayudará a recordar el uso de nuestros dispositivos electrónicos para cosas buenas y sagradas, para su mayor gloria.

Descargar el fondo de pantalla Miles Christi aquí:

Miles Christi

 

La historia de nuestra Señora de Luján, contada por Miles Christi

La historia del santuario comienza en 1630, con un campesino quién emigró desde Portugal a Argentina. Viniendo de un lugar dónde la fe florecía, se entristeció por la falta de influencia religiosa en su distrito adoptivo, y en particular en su pueblo Sumampa. Decidió ayudar a esta situación construyendo una capilla en su tierra. Decidió escribirle a un amigo en Brasil, le pidió que le enviara una pequeña estatua de Nuestra Señora para su capilla. El amigo, inseguro sobre como el campesino quería que Nuestra Señora fuera representada, le envío dos estatuas- Una de la Virgen con el niño, la otra una representación de la Inmaculada Concepción.

Tras primero haber sido transportadas por mar, las imágenes fueron colocadas en un coche para el trayecto en el interior. Debido a la hostilidad de los nativos en la región, varios coches y caballos de carga se unieron en una caravana. Cuando la oscuridad se apoderó de los viajeros después de dejar Buenos Aires, acamparon en el rancho aislado de Don Rosendo de Oramus. A la mañana siguiente, temprano, las carreteras y los animales estaban preparados para el resto del viaje. Los coches comenzaron a moverse uno por uno, todos excepto el que llevaba las imágenes de Nuestra Señora. El avance se detuvo cuando el conductor fue incapaz de hacer avanzar a los animales. Los otros conductores en la caravana se acercaron para ayudar — pero todo tipo de esfuerzo era en vano. Finalmente, se consideró que los animales podrían ser influenciados de alguna forma sobrenatural. Y así parecía, ya que los animales se movieron involuntariamente cuando la estatua de la Inmaculada Concepción fue sacada del coche.

La estatua de la Virgen y el niño continuaron el viaje y llegó sana y salva a Sumampa, en dónde todavía se venera bajo el título de Nuestra Señora del Consuelo. En cuanto a la estatua de la Inmaculada Concepción que fue sacada del coche, fue solemnemente llevada al rancho y fue entronizada en una habitación propia. Esta habitación pronto se convirtió en un santuario popular y permaneció así durante los siguientes 40 años. Capillas adicionales, incluyendo la privada de Dona Ana de Mattos, se convirtieron a lo largo del tiempo en santuarios temporales de Nuestra Señora de Luján. A medida que se atribuyeron otros milagros a su intercesión, los peregrinos comenzaron a acudir a rezar, cada vez en mayor cantidad. En 1677 su imagen fue guardada en una iglesia construida en su honor, hasta que una más grande la reemplazó en 1763.  Las obras en una gran Basílica llegaron a su fin en 1904, cuando la imagen de nuestra señora de Luján fue solemnemente transferida allí. Cada octubre, grandes multitudes de jóvenes caminan 40 millas desde Buenos Aires hasta Luján, en una peregrinación nocturna de la gran devoción mariana.

Durante el periodo de la Independencia, a finales del siglo 18 y principios del siglo 19, la bandera de la Argentina libre fue diseñada por el Sargento Mayor Carlos Belgrano, para reflejar el “azul y blanco de la Inmaculada de Luján.” Siempre ha sido invocada como la patrona de todas las regiones de La Plata: Paraguay, Uruguay y Argentina.

Miles Christi

Solemnidad de Cristo Rey Miles Christi

Miles Christi

De Instagram de Miles Christi:

 

Solemnidad de Cristo Rey

Respondió Jesús: Tú lo has dicho, yo soy rey. Yo Para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo aquel que es de la verdad, escucha mi voz.

 

Juan 18, 37

 

#mileschristi #mileschristiar

 

Visita el Instagram de Miles Christi aqui: https://www.instagram.com/mileschristi.ar/.

Miles Christi-

Miles Christi es un Instituto religioso que congrega a Sacerdotes y Hermanos Coadjutores quienes, con la gracia divina, nos proponemos, ante todo, tender fervientemente a la santidad, para la mayor gloria de Dios, dedicándonos con ardor a la santificación de los laicos, principalmente jóvenes universitarios.

Qué difícil es tomar una decisión tan sencilla – Miles Christi

A lo largo de mi vida he tomado decisiones solo, pero para poder decidirme pasaban semanas, sino es que meses y me preguntaba por qué no me sentía del todo bien decidiera lo que decidiera. Los años pasaron, malas decisiones me alcanzaron, y seguía con la idea de encontrar mi misión según lo que quisiera. De repente, empecé a escuchar sobre cómo nos suelen vender la idea de encontrar nuestro camino de esta forma y despreciamos o ignoramos el verdadero plan que fue diseñado para nosotros. Me tardé, pero gracias a Dios en unos Ejercicios Espirituales pude comprender y aceptar seguir ese camino que Dios tanto me pedía.

Uno que es nuevo cree que simplemente se te muestra el final y sabes a donde ir, solo que así no funciona. De verdad que si nos mostraran todo cuando no estamos listos, lo rechazaríamos rotundamente por lo complejo que puede llegar a ser. Es por eso que Dios nos va enseñando paso a paso (cuando estamos dispuestos a verlo y escucharlo). El reto está en estar dispuestos siempre. Tenemos tantos y tan grandes ejemplos que podrá parecernos posible, sencillo, etc. Pero basta con prestar un poco de atención para notar que tan difícil puede llegar a ser esa constante disposición, esa constante entrega a la voluntad de Dios. Así como una vez Tomás dudó de Dios, esa duda también puede y llegará a nosotros, y es normal. Algunos lo verán como algo malo y otros lo verán como una gran oportunidad para reafirmar su fe en Dios. Desde el día que le dije Sí a Dios he estado lleno de dudas, y también lleno de Dios. Cada vez veo más claro, cada vez entiendo más, cada vez me siento más feliz en el camino que voy descubriendo. Por eso lo único que tengo para Él son palabras de agradecimiento, porque gracias a Él cada vez me acerco a mi mejor versión. Sé que ese Sí puede dar mucho miedo, pero pensándolo bien, es un Sí a lo mejor de ti, es un Sí a lo mejor de lo mejor, es un Sí a Dios. Di que Sí y disfruta.

 

Por Ricardo J. Valdivia para el Blog de Jóvenes de Miles Christi

Este Blog de Jóvenes Miles Christi quiere promover la Fe a través de la reflexión, teológica, filosófica, histórica y el arte.

Miles Christi no se hace responsable por el contenido de los artículos. Para escribir en el Blog de Jóvenes de Miles Christi, enviá tu artículo a este mail: frgonzalov@mileschristi.org

Escuchá HISTORIAS CATÓLICAS en: https://open.spotify.com/episode/5kINiYELzet8nX8q6R0u5U?si=EUBk029bTNymdefUGf0sRQ

No te pierdas los Videos de Miles Christi Miles Christi MX – YouTube

Para conocer más actividades de Miles Christi  https://www.mileschristi.org.ar/

https://www.mileschristi.org.mx/

Miles Christi